Por: Andrés Solis.

El mes más cariñoso y amoroso del año ya comenzó, y si aún no sabes con qué rola declarártele a tu crush o cuál dedicarle a tu pareja acá te dejamos unas cuantas banditas con rolas romanticonas ideales para dedicar (y otras que no tienen nada que ver, pero quisimos aprovechar que es febrero).

1. Cupido (España).

Cumpliendo este próximo San Valentín su primer año, el álbum «Préstame Un Sentimiento» fue un debut digno de la unión de la banda Solo Astra y el trapper Pimp Flaco para crear este mágico proyecto titulado Cupido. El synth pop es una maravilla, y estos chavos saben llevarlo a otro nivel, una estética minimalista, arcade y retro, además de las letras romántico-juveniles que prácticamente son la temática del álbum entero. Vinieron a Ciudad de México en mayo pasado, abarrotando el Galera, y ya se antoja una nueva visita de los españoles. Rolas perfectas para bailar con tu crush o pareja en cualquier lugar.

2. LAGOS (Venezuela).

Si lo que quieres es reconquistar a un amor que se fue debido a algún problema, LAGOS es la banda ideal. El dúo está liderado por Luis Giménez, vocalista de Los Mesoneros, y exprime hasta la última gota de reggaetón contemporáneo, de ese dulcecito pero picosito que se anda cocinando en estos tiempos allá en el Caribe. Las bases instrumentales sobre las que fluyen las suaves letras son bastante tenues, siendo un deleite sonoro para cualquier tipo de escucha. Crean un ritmo sabroso, disfrutable en cada nota.

3. Fármacos (Chile).

Fármacos trae consigo una lluvia de colores y texturas, un aura bastante romántica y llena de síntesis. Siendo el synth rock su más fuerte género, la agrupación chilena cuenta con letras también mayormente amorosas, aunque no se descartan aquellas tristonas para aquel corazón dañado, pero por eso no te preocupes, la dulzura e inocencia juvenil de Fármacos va a cuidar y abrazar ese corazoncito.

4. Videoclub (Francia).

Videoclub es sinónimo de sencillez, tanto lírica como sonora, y no me tomes a mal, esto es buenísimo, pues con poco puedes decir muchísimo. La música de los jóvenes franceses es muy accesible para todo aquel enamorado, además su natal lengua romance le da un toque especial y mágico a la mezcla de drums bastante graves y aquellos arreglitos coquetos de sintetizador. La banda se ha hecho muy popular acá en Occidente debido a los algoritmos de YouTube, y esta es una de esas veces que agradecemos muchísimo a esos algoritmos.

5. LOUTA (Argentina).

La vibra que emana LOUTA cada que fluye sobre la base es de las cosas más fieles, reales y bailables que podrían pasarnos. Con apenas dos álbumes bajo su manga, nos queda claro el talentazo del argento. Y por más que quiero contarte de él, creo que es mejor que tú mismo lo descubras. Es brutal.

6. The Guadaloops (México).

La combinación de synth, R&B, rap, soul y hasta elementos del rock lleva por nombre The Guadaloops. El conjunto chilango de Tino El Pingüino y compañía es un grupo fusión, pero de los chingonzotes. Desde rolas que son llanamente para dejarse llevar bajo el efecto de alguna sustancia (Setlist no apología el uso de alguna droga), hasta aquellas que abordan una temática más filosófica, poética y hasta teatral, además de la evidente mezcla de culturas que desde el nombre queda implícito. Hablamos con ellos en octubre pasado y sinceramente, mis amigos, tienen muchísimo potencial por delante.

7. Lucie, Too (Japón).

Tres chicas niponas conforman este pequeño gran conjunto de rock contemporáneo, que hasta tiene sus rasgos del surf sudaca del Gringo. La estética de la banda está muy bien cuidada, bañada en minimalismo. Las letras completamente en japonés le dan un aire de frescura y autenticidad; se siente como si escucháramos algo completamente diferente a lo ya acostumbrado.

8. Él Mató A Un Policía Motorizado (Argentina).

Esta banda cuyo nombre no repetiré porque es bastante largo (y fíjate que iban a tener otro aún más largo) tiene ya más de diez años creando las más frescas melodías de grunge synth de toda la región, mismas que son acompañadas por letras nostálgicas, melancólicas y hasta dolorosas. En lo personal es mi banda favorita, y créeme, la atmósfera que crean en cada concierto en vivo es cósmica, bastante irreal y catártica. Algo único.

9. La M.O.D.A. (España).

La Maravillosa Orquesta del Alcohol (La M.O.D.A.) es, como su nombre lo indica, una pequeña orquesta callejera que se reunió en los barrios de Burgos. En esta orquesta con instrumentos que van desde guitarras eléctricas hasta banjos y acordeones, se lleva el folk, el country y el rock a una tonalidad completamente diferente, con letras que parecen extraídas de los libros de poesía más hermosos que se hayan escrito. Como ya te dije, el carácter poético de sus letras hacen de la agrupación una cosa mágica. En España llenaron el Wizink Center en noviembre pasado, y por acá en México aún no tienen el reconocimiento que tanto se merecen.

10. Rey Pila (México).

Lo dije hace unos cuantos años y lo vuelvo a decir ahora: Rey Pila está adelantado a la época. Su estética glitch, gotíca y en cierto punto hasta ocultista, además de su sonido neo-punk combinado con synth y psicodelia caracterizan a Rey Pila como una agrupación de culto, de las pocas que realmente ofrecen algo nuevo. Sus recientes EPs, Wall of Goth (2017) y Lucky No. 7 (2019) son un buen ejemplo de lo que les hablo, sin dejar de lado el clásico The Future Sugar (2015), producido por Julian Casablancas, y que cuenta con sonidos que jamás se habían escuchado en nuestro país, que asimilan tonalidades europeas, o hasta parecidas a bandas como Jesus and Mary Chain, Depeche Mode o Tease for Fears. Además Roberth Smith los escogió personalmente para ser los teloneros de The Cure en Ciudad de México en octubre pasado. Unos chingones.

Comentarios

comentarios