Por: Andrés Solis.

Luego de meses de espera, de incertidumbre y hasta de apuestas con nuestros compas sobre quiénes estaría al fin pudimos conocer el talento que formará parte de la primera gran edición del Festival Hellow CDMX. Durante las diez ediciones del Hellow en Monterrey tuvimos momentos inolvidables, desde grandes actos nacionales en los inicios del festival, así como los artistas más destacables de rap y reggaetón en los últimos años, y es que este es el fuerte del Hellow, sabe mantenerse en tendencia, dándole a su público lo que quiere escuchar, de lo que se está hablando últimamente.

El nacimiento del Hellow se dio en 2008, mientras veíamos los Juegos Olímpicos de Beijing, Raúl Castro se convertía en presidente de Cuba y todo el mundo bailaba a la par del disco debut de una tal Lady Gaga. Justo en agosto Monterrey vio nacer uno de los festivales más prolíferos, constantes y masivos que se hayan visto en la ciudad. Con un cartel completamente de talento mexa (a excepción de unos venezolanos) se dio la primera edición, donde el boleto costaba $300 pesitos, nada mal para ver el mismo día a Zoé, Plastilina Mosh, División Minúscula y Los Amigos Invisibles. Sí, no se parece en nada a los más recientes Hellows. Sin embargo, fue todo un éxito, mismo que afortunadamente dio luz verde a los próximos nueve festivales.

En 2009 ya se iba cimentando la identidad del festival, adentrando poco a poco la electrónica en el público regio, con figuras como Steve Aoki, Disco Ruido, el Instituto Mexicano del Sonido y Kinky (si es que puede entrar dentro de esta categoría). La gente se iba familiarizando con el festival, y tal parece que los organizadores iban por buen camino

Inició la década, 2010 se caracterizaba por los terremotos que sacudieron a Haití y Chile, y más tarde por todo el desmadre de Wikileaks. Mientras tanto el Hellow alistaba su tercera edición, con Zoé a la cabeza (nuevamente porque por qué no) y Devendra Banhart, a quien veríamos durante la próxima década siendo estelar en muchísimos festivales (este fue el parteaguas quiero que sepas) y por lo cual agradecemos mucho. El Hellow comenzaba a mantenerse fiel a su identidad, teniendo actos no tan vistos en el resto del país, como The Sounds o Black Lips, dándole espacio también a las jóvenes propuestas nacionales como She’s A Tease o los recién bautizados Rey Pila (Los Dynamite si tienes más de 23 años).

Ya para 2011 dijo: «ahora sí agárrense, que ay’ les voy». Empire of the Sun, Local Natives y Dirty Vegas encabezaban el cartel donde figuraron más nombres en inglés que en español. Este sin duda fue un paso muy arriesgado, pero que sirvió bastante para el futuro de los festivales en Monterrey. Asimismo ese año se vivió la primera -y única- edición  del Microfestival Hellow Guadalajara con The Sounds y Glass Candy a la cabeza.

Por razones que desconocemos, el Hellow no se realizó durante los años 2012 y 2013, chance por miedo al fin del mundo (que nunca pasó por cierto), pero mira que Deadmau5 y Queens of the Stone Age dieron un digno regreso al festival para su edición 2014. Pero lo más sorprende de esto fue ver compartiendo cartel a Die Antwoord, Calle 13, MGMT, Mac Demarco y Caifanes. Aquí se comenzó a ver la mezcla de géneros que ahora son tan comunes en festivales regios, y como siempre decimos, esto benefició a aquellos melómanos de corazón, que escuchan reggaetón seguido de bachata y rock psicodélico. Un cartel ecléctico que abriría paso a la inclusión de diversos géneros en la ciudad del Cerro de la Silla.

Con el tema del terrorismo en boca de todos, París dañada por atentados y la sorpresiva «amistad» sin fines de lucro (ajá) de Estados Unidos y Cuba dio inicio el 2015, año donde el líder de The Killers, Brandon Flowers lideraba también el cartel del Hellow, donde además había artistas como Wiz Khalifa, Capital Cities e Icona Pop, y no sé si te acuerdes, pero por aquel año se escuchan estos últimos dos artistas en todos lados, neta, en todos.

¿Ahora entiendes a lo que vamos? Mientras en 2016 escuchábamos «Can’t Hold Us» en anuncios y películas, Hellow nos traía a ese supuesto grupo Macklemore & Ryan Lewis, quien fuese uno de los grupos de hip hop más importantes de aquel año. Además de ellos, el rock psicodélico se hacía presente con The Flaming Lips y como la electrónica es el plato fuerte, Galantis y R3hab también aparecieron en el cartel.

Fue entonces cuando el Hellow llegó a su cúspide más grande hasta la fecha. Fue en ese año donde todos los demás festivales mexicanos miraron al Hellow con cara de «:o», y hasta obtuvieron miradas de unos cuantos del extranjero. Señores, les presento a Hellow 2017: con Kendrick Lamar, LCD Soundsystem, DJ Snake y Weezer a la cabeza. ¿Cómo fue esto posible? ¿¡Y cómo que solo costaba $799 en su primera fase!? Muchos catalogan esta edición como uno de los mejores festivales que se hayan visto en la historia de este país, y con justa razón. Hellow ha sido el único festival que ha tenido los pantalones para traer a Lamar a México, y en el momento más clave de su carrera, cuando todos hablaban de él por su nominación (de la que resultó ganador) de un Pulitzer por el DAMN. (2017). Sin pedos de los mejores festivales que nuestro México haya tenido. También en este año se repetía el Hellow Guadalajara, pero bajo el nombre de Anagrama, con artistas como Foster The People, Mac Miller (que Dios lo tenga en su santa gloria), Young The Giant y hasta Crystal Castles. Te echamos de menos, Anagrama.

Nos vemos el 28 de marzo en la el Parque Bicentenario para la primera edición capitalina del Hellow. Consigue tus boletos en la red Superboletos.

Comentarios

comentarios