Teenage Bottlerocket, el retorno a una juventud casi perdida

Por: Andrés Amezcua.

Es una noche cálida a las afueras del Anexo Independencia. Poco a poco algunas personas comienzan a concentrarse en las cercanías del foro. Hoy tocan los Teenage Bottlerocket, banda emblemática del llamado pop punk americano.

Antes de entrar al show, me encuentro con algunos camaradas para refrescarnos con unas cervezas. Queremos llegar bien calientitos al concierto. Al arribar, me encuentro con otros tantos conocidos, ahí nos empinamos más alcohol y otros estupefacientes. El show inicia cerca de las 20:30. Hay tres bandas anunciadas para abrirle a los de Wyoming: Omega, La Maldición de San Judas y Sin Humanos. Sin embargo, el ambiente no está aún en la pista, sino en los alrededores.

Si algo amo de estos shows underground es que los ambientes siempre son muy relajados y de fiesta total. Los músicos normalmente andan rondando el escenario, escuchando a las bandas locales, tomándose fotos y conviviendo con los asistentes como en una especie de hermandad en la que la música es el denominador común que nos une.

La noche avanza y finalmente toca el turno para los Teenage. Alrededor de las 11:00 de la noche suben al escenario del Anexo. Había esperado con ansías este show, ya que los de Wyoming son de esas bandas electrizantes. Muchos los consideran hijos avanzados de los Ramones (obviamente guardando distancias).

Los Teenage le cantan al amor, al desamor, a las historias paranormales, al skate y muchas otras preocupaciones de juventud que todos tuvimos y que, quizá aún en la negación por “madurar”, aún tenemos. Muchos recordaban aquel show que ofrecieron en el 2014 en el Foro Independencia en su primera visita a Guadalajara. Según los que asistieron fue una de esas noches para el recuerdo. Algo así me esperaba hoy, sin embargo, la asistencia no era muy nutrida. Pero no perdía las esperanzas de que apenas empezará el primer acorde la modorra tapatía (esa maldita enfermedad que inunda los foros de nuestra ciudad) se sacudiera.

Teenage Bottlerocket | 24 de Mayo | Anexo Independencia

Pero no. No se sacudió ni porque ahí estaban esos cuarentones saltando y brincando en el escenario entonando “Freak Out!”, que era jueves, que luego se me moja de sudor la playera, que mañana había que trabajar, que ya estamos rucos. Muchos pretextos para estar nomás ahí parados moviendo los labios y la cabeza de arriba a abajo en cada acorde. ¡Es punk rock, beibe! Tres tipos eran los más aguerridos en el pit, intentaron prender la mecha cuando comenzó “Skate or Die”. Venga que aún somos jóvenes, ¿de veras solo tres en el pit? Es un himno de juventud. Pues no. Ahí seguía la modorra mientras yo meneaba una inútil barrera que separaba al poco público de la banda, quizá pensada para shows sin modorra.

Teenage Bottlerocket | 24 de Mayo | Anexo Independencia

El setlist dio un recorrido a varios de sus grandes éxitos. No había tiempo para descansos. Ándeles, así terminamos rápido y se van a dormir, quizá pensaban los Teenage. “Don´t Want to Go”, “Be Stag”, “Bigger Than Kiss”, “Crashing” y “Stupid Games” completaron unos primeros 15 minutos llenos de pura energía que se traducía en playeras mojadas de sudor.

Teenage Bottlerocket | 24 de Mayo | Anexo Independencia

Poco a poco los asistentes se fueron animando, ya no éramos tres monos danzando y aventándonos. Ahora éramos 6 que intercambiábamos frotamientos de hombros, codos, y espaldas sudadas en la pista. “On My Own”, “Blood Bath At The Burguerking”, “Radio”, “Wasting Time”, “n the Basement” eran algunas de las canciones que añoraba escuchar en vivo y ahora encontraba sacudiéndome al ritmo de ellas en esta cálida noche en el Anexo.

Teenage Bottlerocket | 24 de Mayo | Anexo Independencia

Finalmente, Ray anunció la última: “So Far Away”. No podían cerrar mejor la noche. Una canción que evoca el dolor de llevar siempre en la mente a algunas personas a pesar de la distancia en el tiempo, y eso duele y es un duro recuerdo. Así que entoné embriagado por el dolor:

You’re on my mind

You’re on my brain

Thought you would go away but instead you’re driving me insane

You are the one

The one I think about

We’ve got a problem here and we’re going to have to work it out

Cause how can I tell my heart that we’re a million miles apart

La noche terminó. O bueno no. Lo siguiente fue ir a Mi Oficina Old Bar junto con los Teenage Bottlerocket, pero eso, eso ya es otro asunto.

Teenage Bottlerocket | 24 de Mayo | Mi Oficina Old Bar

Coméntanos y califica abajo ¿Que te pareció el concierto de Teenage Bottlerocket en el Anexo del Foro Independencia?

Teenage Bottlerocket, el retorno a una juventud casi perdida
Precio100%
Audio/Iluminación80%
Asistencia60%
Logística (Puntualidad - Comida y Bebida)100%
Venue100%
Setlist90%
Lo Bueno:
  • La cercanía de los músicos con los asistentes.
Lo Malo:
  • La modorra de los asistentes.
88%Nota Final
Puntuación de los lectores: (52 Votes)
82%

Comentarios

comentarios