La Fiesta del Disco de Oro en San Valentín: Little Jesus en Guadalajara

Texto por: Andrés Solis
Imágenes por: Fabiola Parra

La velada del pasado San Valentín fue una de las más mágicas que he vivido, y no lo digo solo por la atmósfera del día, que se respira amor y cariño por el aire (aunque todos los días la verdad), si no por el tan esperado concierto de Little Jesus en nuestra ciudad. Si bien ya los habíamos visto en el pasado Coordenada, no teníamos un show exclusivo de los chilangos desde 2018.

Ahora, con un nuevo álbum bajo la manga, La Fiesta del Disco de Oro se llevó a cabo en la bella Perla Tapatía, y neta, ¿qué te puedo decir?.

No te voy a mentir, llegué algo tarde junto con mi acompañante, por lo que tuvimos una vista del escenario un poco fea, no veíamos bien, pero afortunadamente logramos escabullirnos entre la gente hasta encontrar un lugar privilegiado en aquel Bismarck que estaba a nada de reventar.

La música del foro bajó el volumen, sabemos qué significa eso. Los Yisus salieron a escena, y con gritos eufóricos escuchamos la guitarra inicial de Los Años Maravillosos. El público estaba emocionado, deslumbrado. Seguida de ésta, la enigmática, bailable pero sorpresiva Mala Onda comenzó a sonar. Fue aquí cuando nos dimos cuenta que además de presentar su más reciente disco (uno de los mejores álbumes en español lanzados el último año) también tendríamos en nuestros oídos rolas del Río Salvaje (2017) y hasta del ya viejito Norte (2013).

Little Jesus | Bismarck | 14 de Febrero

Con ese estilo minimalista que siempre ha caracterizado a la banda desde sus inicios, Little Jesus ha seguido arraigado a sus principios como agrupación, donde se evoluciona su mismo sonido sin perder la autenticidad y belleza de la misma.

Mira, la neta no recuerdo completamente las rolas que tocaron esa noche. Sólo me dejé llevar por la música de los capitalinos, porque no te miento cuando te digo que son una de mis bandas favoritas, y jamás había presenciado un show en solitario de la banda. Si me preguntas cómo definiría este concierto sin pedos te digo que es uno de los mejores, más íntimos y significativos para mí.

La noche continuó, y con un show que rebasó la hora y media (al menos la segunda función para niños grandes) pudimos escuchar esos clasicazos con los que muchos conocimos, empatizamos y nos enamoramos de Little Jesus, como Pesadilla, Norte o Azul, todos extraídos del Norte (2013) y que en lo personal ha sido uno de los álbumes más importantes para mí, y es lo bonito de esto, de la música.

Little Jesus | Bismarck | 14 de Febrero

El cómo podemos asociar ciertas bandas, rolas o álbumes con etapas de nuestra vida, con personas, con momentos, viajes, lo que sea, es una de las cosas más emotivas que existen, porque si algo nos ha enseñado Little Jesus a lo largo de su corta pero prolífera carrera es a disfrutar cada momento de nuestra vida, los tristes, los felices, los amargos, los melancólicos, todos, porque esas cosas buenas o malas que nos han pasado o hemos hecho nos condujeron hasta donde estamos hoy, nos han hecho lo que somos hoy.

La energía que desborda de Santiago y compañía se nos contagió a todos los asistentes, porque ni siquiera en las rolas más tranquilas de la banda se notaba un descanso. Y aunque el concierto fue enérgico y sin nada de descansos, nos quedamos con ganas de más (no tenemos llenadera, perdón).

La noche cerró con la indispensable TQM, y justo cuando empecé a pensar que la parte que originalmente cantan Sariñana y Elsa y Elmar la iba a cantar Santiago haciendo la voz agudita, salió al escenario una chica cuyo nombre no recuerdo, pero ah qué chula voz. Prolongando la parte instrumental final apróximadamente unos tres minutos, la banda se despedía de Guadalajara, pero como ya les dije que no teníamos llenadera, los gritos de «¡otra, otra!» no se hicieron esperar, por lo que la banda bien sacados de la pena salieron nuevamente.

Little Jesus | Bismarck | 14 de Febrero

¿Y cuál fue esa última rola que tocaron? Así es, la hermosísima Gracias Por Nada. ¿Pero por qué es tan importante? No, no es solo porque menciona a Guadalajara y a sus poderosísimas Chivas (no nos maten, aquí no tenemos un equipo preferido), si no por el potente mensaje que se esconde en esta aparentemente tierna rola.

Y es que, como les dije, Little Jesus ha marcado gran parte de mi corto existir, y al menos el fragmento «todo es mejor gracias a esa época horrible» me deja pensando mucho. Es que sí, todos hemos tenido una época culera, donde nos fue de la chingada durante mucho tiempo, donde lloramos, sufrimos y la pasamos realmente mal, esto por causas nuestras o quizá de algunos más. Pero como lo dice la canción, ahora todo es mejor, ahora estamos bien, disfrutando de la felicidad que nosotros mismos nos provocamos. Pero tranqui, si tú apenas estás en esa etapa donde todo está mal, no te preocupes, ya falta poco para que todo vuelva a estar bien, ten paciencia.

Sin pedo alguno te puedo decir, camarada, que el concierto de Little Jesus en el Bismarck difícilmente lo olvidaremos. Ha sido un excelente concierto lleno de emociones donde cada canción nos teletransporta a una época, donde nos recuerda un sentimiento ya sea bueno o malo. Y aquí es donde quiero agradecerle a la banda por tantos momentos tan gratos, por acompañarnos siempre con su música atemporal y llena de significado para todos nosotros.

Little Jesus | Bismarck | 14 de Febrero

No hace falta decir que este concierto fue un 10/10, todo fue mágico, hermoso, y la elección de hacerlo el 14 de febrero le dio un plus de ternura. Muchos fuimos con nuestras parejas, unos cuantos con sus amigos, otros tuvieron el valor de invitar a sus crush (ojalá todo haya salido bien) y otros solo, y esto no tiene nada de malo.

Concluyendo (porque si no, no dejo de decirte lo hermoso que fue este concierto), Little Jesus es una de las mejores bandas de México, y eso siempre nos lo han dejado en claro. Su paso por la escena mexicana ha sido tal que con unos cuantos años dentro de ésta ya han abarrotado grandes recintos a nivel nacional, además de ganarse un lugar privilegiado en nuestros corazones.

Gracias, Little Jesus, por hacer de este San Valentín algo inolvidable, por hacer música hermosa y llena de significado, y por darle un significado a cada época de nuestras vidas. Esperamos pronto verlos por acá nuevamente. Es una dicha poder existir al mismo tiempo que esta gran bandota.

Little Jesus | Bismarck | 14 de Febrero

Coméntanos y califica abajo. ¿Que les pareció el concierto de Little Jesus en Bismarck?

La Fiesta del Disco de Oro en San Valentín: Little Jesus en Guadalajara
Precio90%
Audio / Iluminación / Efectos Especiales90%
Asistencia95%
Logística (Puntualidad - Comida y Bebida)90%
Venue80%
Setlist100%
Lo Bueno:
  • La gran presentación que ofrecieron.
  • La buena vibra.
  • El gran setlist.
Lo Malo:
  • Nada fue malo, al contrario.
91%Nota Final
Puntuación de los lectores: (61 Votes)
81%

Comentarios

comentarios